General

Cómo elegir peces para un acuario de agua dulce

Cómo elegir peces para un acuario de agua dulce

La elección de los peces de agua dulce para nuestros acuarios puede convertirse en una tarea más difícil de lo que imaginamos, sobre todo si recién nos estamos iniciando en el mundo de la acuariofilia.

Para realizar una selección exitosa hay muchos factores que debemos considerar, desde el espacio que amerita cada pez para vivir, la alimentación que requieren, el tamaño de nuestra pecera, hasta su grado de compatibilidad con otras especies. Así que si estás a punto de comenzar tu propio acuario de agua dulce en casa y aún tienes algunas dudas al respecto, seguramente los tips que presentaremos en este post serán de mucha utilidad para ti. ¿Te los vas a perder?

Compatibilidad entre peces

Uno de los mayores errores en el que caen los acuaristas principiantes tiene que ver con la selección de las especies para su acuario. Todos en algún momento llegamos a pensar que mientras más variedad de peces tengamos mejor terminará viéndose nuestra creación. Sin embargo, debemos prestar particular atención a la naturaleza del comportamiento de cada especie a fin de asegurar una completa compatibilidad entre ellos.

Tal como sucede con la mayoría de los seres vivos, podemos encontrar algunos peces de agua dulce pasivos, otros un poco más enérgicos, también los hay nerviosos, territoriales, agresivos, etc., por lo que mezclarlos sin tomar en cuenta estas características no sería para nada inteligente, más aún si buscamos recrear un acuario comunitario.

Las especies ideales para principiantes serán aquellas que sean fáciles de alimentar y de mantener, y que, al mismo tiempo, también sean resistentes, llamativas y vistosas. Por ello, podemos recomendarte los peces bailarina, los betta, xiphos, así como la mayoría de los barbos existentes. Estas son excelentes especies para comenzar, ya que son peces pequeños, enérgicos y muy resistentes. Ahora bien, si tienes una pecera con dimensiones más grandes de lo habitual, los peces arcoíris y las corydoras también serán excelentes opciones para ti.

Para conocer un poco más sobre la compatibilidad entre las distintas especies de peces de agua dulce, te dejamos la siguiente tabla desarrollada por el acuarista de amplia trayectoria Sergio Ledo, en la que podrás visualizar el grado de compatibilidad para estos peces.

Tabla de compatibilidad entre peces de agua dulce

No obstante, para lograr un entorno armónico en nuestro acuario no sólo deberemos basarnos en esta tabla (que sólo se centra en la compatibilidad “social” de las especies), sino que también tendremos que revisar los aspectos fisiológicos y las necesidades químicas de cada una de ellas. Asimismo, aún cuando la lógica nos lleva a pensar que mientras más grande sea la pecera mayor número de peces podemos colocar en ella, también es importante que sepas que algunas especies necesitan más compañeros que otras para poder desarrollarse sanamente. Los barbos rosados son un claro ejemplo de ello, pues necesitan vivir con al menos 6 ejemplares de su misma especie (en cardúmenes).

Hábitos alimenticios

La alimentación de tus peces es otro punto que ameritará de especial cuidado sobre todo si se trata de un acuario comunitario. Y es que al tener distintas especies de peces con requerimientos alimenticios específicos deberás asegurarte de que todos ellos reciban la dosis correcta de nutrientes y que ninguno se quede sin comer. Si todos los peces del acuario pertenecieran a una misma familia (omnívoros, herbívoros…) esta labor sería mucho más sencilla.

Por ejemplo, si cuentas con un acuario en el que conviven peces “de superficie” junto con peces “de fondo”, estos últimos requerirán alimentos especiales de tipo pastillas o gránulos que puedan hundirse. En caso de no disponer de este tipo de alimento, lo más seguro es que los peces de superficie acaben devorándose toda la comida antes de que llegue al fondo de la pecera.

Nuestras recomendaciones

Habiendo revisado todo lo anterior, nos animamos a compartir contigo una lista de los peces más recomendados para acuaristas principiantes (y no tan principiantes). Para ello, nos basamos en el nivel resistencia de las especies, en sus requerimientos y cuidados, y en su compatibilidad con otras especies. Para una mayor seguridad, recuerda revisar la tabla que te hemos compartido anteriormente y acudir a los especialistas en caso de alguna duda relacionada con la afinidad entre ellos. ¡Toma nota!

Pez Betta

Betta: El pez betta -mejor conocido como pez luchador o combatiente- es una especie muy curiosa que se caracteriza por su vistosidad y su carácter un tanto particular. Estos peces son ideales para comenzar tu acuario de agua dulce pues no requieren cuidados demasiado exigentes. Sin embargo, es importante que sepas que los peces machos suelen ser muy territoriales y pueden llegar a atacarse entre ellos, por lo que las combinaciones más recomendadas suelen ser: en pareja (un macho y una hembra), múltiples hembras, o un macho con peces de otras especies. El rango de temperatura aceptado para los betta va desde los 25° hasta los 30° C.

Pez Bailarina

Bailarina: Los peces bailarinas suelen criarse solamente en cautiverio y son muy resistentes a las bajas temperaturas, por lo que si estás pensando en incorporarlos a un acuario comunitario es importante que lo hagas junto a otras especies que compartan esta particularidad. Estos peces se caracterizan por ser muy tranquilos, por tener un tamaño relativamente grande (pueden llegar a medir entre 20-30 cm) y por su facilidad para adaptarse a la vida en grupos. En lo que a su entorno se refiere, es importante que dispongas de un acuario lo suficientemente grande para albergar a estas especies (40 litros en adelante) y que seas constante con la limpieza de la pecera, pues también son conocidos por ser unos de los peces que más desechos producen. Así que bastará con limpiar la gravilla aproximadamente una vez por semana y cambiar el agua cada 15 días para evitar la contaminación del acuario. La temperatura ideal para los bailarinas se encuentra en el rango de los 14 a 24 °C.

Pez Guppy

Guppy: Los peces guppy, al igual que los betta, son unos de los más recomendados para principiantes debido a que su nivel de cuidado no supone grandes complicaciones. Son conocidos por tener una tasa de reproducción alta, por lo que iniciar tu acuario con tres hembras y un macho de esta especie será más que suficiente para poblar tu pecera relativamente rápido. La única característica especial en cuanto a su cuidado radica en que deben contar con plantas en el acuario, ya que las hembras suelen descansar junto a ellas. Y, en lo que respecta a la temperatura del agua, esta deberá rondar entre los 22 a 26º C.

Pez Xipho

Xiphos: Los requerimientos más demandantes de los xiphos giran en torno a una pecera de al menos 80 litros y una iluminación intensa. Estos peces son bastante fáciles de cuidar, bastará con un agua con pH neutro y una temperatura en el rango de los 20 a 28 °C. Son peces pequeños que no llegan a pasar los 15 centímetros y que poseen un carácter un tanto pacífico, aunque los machos pueden llegar a convertirse en territoriales en caso de haber pocos ejemplares hembras. Nuestra recomendación en este caso es adquirirlos en una proporción similar a la de los guppys (al menos 3 hembras por cada macho).

Recuerda que la mejor elección de peces para tu acuario de agua dulce será aquella que realices en función de su bienestar, y no de tus gustos. Define la cantidad o número de peces en base al tamaño de tu pecera, evalúa aquellas especies de acuerdo a las características del agua que requieren, y comprueba que exista compatibilidad entre cada una de ellas. Sólo así podrás garantizar que tus peces convivan en un ambiente sano y armónico, lejos de los conflictos y disputas entre especies.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.